Reflexiones Pastorales

“Pedir Ayuda”

Por: Carlos Eduardo Gonzalez.
Pastor Principal De La Iglesia: “Las Buenas Nuevas Valencia” Carabobo – Venezuela.
Conferenciasta Internacional.

Pedir ayuda en alguna situación difícil es lo más obvio y normal, pero en la practica es algo que hacemos con muy poca frecuencia. La realidad es que cada día encontramos miles de personas con vidas auto-dirigidas y desconectados de cualquier tipo de ayuda. ¿ Por qué el buscar ayuda es algo tan complejo para nosotros? hay varias consideraciones que tal vez expliquen el por qué no buscamos ayuda.

1.- Buscar ayuda expone nuestra vulnerabilidad: Reconocer nuestra fragilidad, nuestras más profundas debilidades y nuestra incapacidad para resolver esas situaciones en nuestras vidas, hace difícil para muchos transitar el camino de buscar ayuda. El orgullo y el temor a ser visto tal cual como soy nos aleja de esa opción.
2.- Temor al rechazo : No hay nada más desalentador que buscar ayuda y no recibirla, eso nos llenará de resentimiento y una profunda incredulidad acerca de ese tema.
3.- No tenemos cultura de ayuda: buscar ayuda y ayudar no son cosas fomentadas en nuestra cultura. Vivimos en medio de una sociedad que cada día día nos desconecta de otros. Es algo contradictoria, pero a pesar de los avances de las comunicaciones y el surgimiento de las redes sociales, los seres humanos vivimos vidas desconectadas. Observa a tu alrededor y veraz a miles de personas desconectadas de su entorno y aislados del mundo que les rodea, escuchando la música de su teléfono, chateando o sencillamente leyendo y respondiendo cadenas de alguna red.
4.- Pensamientos mágicos: En una sociedad tan moderna es increíble ver que cada día el numero de personas creyentes de lo mágico aumenta. La gente anda detrás de algo sobrenatural que resuelva sus problemas, un astrólogo, un adivino, un evento, un encuentro y hasta un Iluminado Apóstol Evangélico que le de una formula mágica para salir de sus problemas.
Esto hace que nos alejamos de los caminos de la ayuda, evitamos el proceso para optar por lo inmediato.
Algo que tu y yo no debemos olvidar es lo siguiente: ” NINGÚN PROBLEMA ES DEMASIADO GRANDE CUANDO TENEMOS AYUDA” Las historias de la Biblia están llenas de ejemplos acerca de esto. Todas son fascinantes, Esther, Nehemías, David, Salomón, Moisés, Ruth y tantos otros personajes de la biblia, nos enseñan que LA VIDA ES MAS FÁCIL cuando permitimos que otros nos ayuden. ¿ Cuando debemos pedir ayuda ?
– Debemos pedir ayuda, cuando el problema es más grande que nosotros. Esto lo descubres cuando observas que por más que lo has intentado no lo has resuelto o sea el problema rebasa tus capacidades.
– Debemos pedir ayuda, cuando estamos dispuestos a hacer nuestra parte. Dios trabaja en equipo con nosotros. Dios actúa antes que nosotros, a través de nosotros, pero NUNCA sin nosotros.
– Debemos pedir ayuda, cuando estamos seguros que eso es lo que debemos hacer. Nunca pidas ayuda sin estar seguro de lo que vas a hacer o sin estar dispuesto a vivir el proceso que esa ayuda desencadena, eso no llegará a feliz término y te alejará de la ayuda cuando realmente lo necesites.
Hay algo final que deseo enseñarte. Por encima de la ayuda que otros puedan brindarte, recuerda que buscar la ayuda de Dios siempre debe ser la primera opción. Hay algo realmente maravilloso cuando acudimos a Él:
Siempre que pidas la ayuda de Dios, Él te va ayudar. ” Así que acerquémonos con toda confianza al trono de la gracia de nuestro Dios. Allí recibiremos su misericordia y encontraremos la gracia que nos ayudará cuando más la necesitemos. Hebreos. 4:16 ¿ Qué debemos hacer ? Piensa a lo largo de esta semana, en esa área de tu vida en la que necesitas ayuda y por favor… pide ayuda.

https://www.facebook.com/carloseduardo.gonzalez

Reflexiones Pastorales

Sobre el Autor
-

Usted puede usar estos HTML Etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>